martes, 13 de septiembre de 2011

"Una pequeña ciudad de Alemania", de John Le Carré


He visto estos días que en el Festival de Venecia se presentó una película basada en las novelas de Le Carré, concretamente en las del ciclo central de Smiley, con muy buena acogida. Me alegra que el viejo maestro de espías siga con buena salud. Por mi parte sigo recuperando sus viejas novelas y completando mis huecos. Entre ellos este título, "Una pequeña ciudad de Alemania", en referencia inequívoca a Bonn, capital de la antigua República Federal.

A principios de los años 70, Leo Harting, un funcionario de segunda de la embajada británica en Bonn, ha desaparecido llevándose consigo varios archivos secretos que pueden ser sensibles para el gobierno ya que contienen informaciones sobre las negociaciones pra la entrada del Reino Unido en el Mercado Común Europeo. El Foreign Office envía a la embajada a Alan Turner, un investigador rudo y curtido, que pronto chocará con la ineficiencia y la altanería de una parte del personal diplomático. En un contexto en el que se está produciendo un crecimiento preocupante de la extrema derecha como partido, Turner tendrá que enfrentarse tanto a las autoridades británicas como a las alemanas para recomponer el rompecabezas de la compleja personalidad de Harting y descubrir la verdad, que como siempre en las novelas de Le Carré, es de todo menos simple.

El autor, que pasó unos años trabajando en esa Embajada, aprovecha su buen conocimiento del terreno  para mostrarnos con sutileza e inteligencia, tanto la vida cotidiana de una pequeña ciudad de provincias convertida por las ironías de la historia en la capital germana, como la complejidad de la situación alemana y europea del momento, condicionada por la guerra fría y el enfrentamiento con el bloque soviético, pero también atrapada por los fantasmas de su propio pasado reciente.

Una historia magnífica en la que vuelven a aparecer todos los temas que impregnan la obra del autor. En especial la idea del espía como ser humano, con sus pequeñas miserias y grandezas, con sus motivaciones personales nobles o despreciables, que se mezclan sin solución de continuidad con el gran escenario de la historia.

He encontrado una crítica del New York Times del mismo año 68. Os dejo el enlace:

http://www.nytimes.com/books/99/03/21/specials/lecarre-germany.html


PD: Creo que ya solo me queda "El amante ingenuo y sentimental" para llegar al ciclo de Smiley: "El topo" (Tinker, tailor, soldier, spy), de 1974; "El honorable colegial", 1977 y "La gente de Smiley",1979. Ya puedo confesar que ese era el verdadero objetivo de este ejercicio de relectura de la obra de Le Carré.



Primera edición del libro, 1968.

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Le Carré es, sin duda, un maestro. También yo he leido críticas muy elogiosas a la película y espero verla. Besos, querido amigo.

Golem dijo...

Isabel:

Se me había pasado contestarte. Yo también espero verla pronto. Me parece que se estrena a finales de octubre. Besos